In memorian: Manuel Celimendiz Gil

ManoloEn el día de Navidad, recién nacido el Señor, se ha ido Manolo. En la cofradía de la Siete Palabras y el Silencio, la de los escolapios, no hacía falta ponerle apellido. Creo que no exagero si afirmo que tampoco era necesario entre todos aquellos vinculados de una u otra forma a la Semana Santa de Logroño. Quién lo iba a decir: él, que era de Zaragoza, ¡tan de Zaragoza!, ayudó a hacer grande la Semana Santa de Logroño. Enamorado de sus tambores aragoneses, siempre estuvo al lado de la banda de la cofradía, de su banda; aunque nunca tocó ningún instrumento que yo sepa. Devoto de la Virgen del Pilar, portó sobre sus hombros al Cristo de los Escolapios, a la Virgen de Valvanera y a la de la Esperanza. Hombre incansable, por sus manos pasaron los hábitos verdes de todos los cofrades, los faroles y las palmas de los chiquitines, los estandartes, las cruces. Siempre que la cofradía iba a cualquier lugar, allí estaba Manolo. Representó a la cofradía en todas las procesiones de Logroño (sobre todo en las del Domingo de Ramos) y en buena parte de las de La Rioja y en las de cualquier lugar de España al que nos invitaran. Estuvo presente en casi todos los Encuentros Diocesanos y era fijo en las Asambleas de la Hermandad. No tuvo cargos porque no los quiso y porque no le hacían falta. Lo suyo era echar una mano, quitándole importancia; aunque la mayor parte de las ocasiones la suya era una de las manos más grandes.

Veterano de Telefónica, bromeaba diciendo que había entrado en todas las clausuras para poner las centralitas. Y nos reíamos con él. Aficionado al aeromodelismo, construyó y voló drones antes incluso de que les pusieran ese nombre. También ahí dejó su marca, colaborando y presidiendo la federación durante tanto tiempo. Dotado de una memoria increíble, nunca olvidaba un nombre o un parentesco. Devoto de San José de Calasanz, antiguo alumno de las Escuelas Pías de Zaragoza, padre de alumnos en las Escuelas Pías de Logroño, dedicó al colegio muchas horas de su vida y la Orden se lo reconoció otorgándole su Carta de Hermandad. Pero sobre todo ello, fue un hombre de su familia: marido, padre y abuelo.

Podría contar mil anécdotas. Pero no es momento ni lugar. Irán saliendo en la conversación, cuando podamos recordarle sin lágrimas. Hoy es imposible. Manolo, nuestro Manolo, se ha ido. Rápidamente, sin hacer ruido. Aunque sus hijos son dos y dos también sus nietos, sus huérfanos somos muchos más: todos los que formamos parte de la cofradía de los escolapios. Manolo, amigo mío, descansa en la paz del Señor.

Javier Pérez Delgado
Hermano Mayor


Cofradía de las Siete Palabras y el Silencio.
Escuelas Pías. Logroño.

Publicado en Sin categoría

Natividad de Nuestro Señor Jesucristo

nino

Evangelio: (Lucas 2, 1-14)

Sucedió en aquellos días que salió un decreto del emperador Augusto, ordenando que se empadronase todo el Imperio. Este primer empadronamiento se hizo siendo Cirino gobernador de Siria. Y todos iban a empadronarse, cada cual a su ciudad. También José, por ser de la casa y familia de David, subió desde la ciudad de Nazaret, en Galilea, a la ciudad de David, que se llama Belén, en Judea, para empadronarse con su esposa María, que estaba encinta. Y sucedió que, mientras estaban allí, le llegó a ella el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada.

En aquella misma región había unos pastores que pasaban la noche al aire libre, velando por turno su rebaño. De repente un ángel del Señor se les presentó; la gloria del Señor los envolvió de claridad, y se llenaron de gran temor. El ángel les dijo: «No temáis, os anuncio una buena noticia que será de gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor. Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre». De pronto, en torno al ángel, apareció una legión del ejército celestial, que alababa a Dios diciendo: «Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor».

Publicado en navidad | Etiquetado

Navidad 2018

Imprimir

Imagen | Publicado el por | Etiquetado

Cuarto domingo de Adviento 2018

trazoAl encender estas cuatro velas, en el último domingo,
pensamos en ella, la Virgen,
tu madre y nuestra madre.
Nadie te esperó con más ansia,
con más ternura, con más amor.
Nadie te recibió con más alegría.
Te sembraste en ella
como el grano de trigo se siembra en el surco.
En sus brazos encontraste la cuna más hermosa.
También nosotros queremos prepararnos así:
en la fe, en el amor y en el trabajo de cada día.
¡Ven pronto, Señor. Ven a salvarnos!

Evangelio: (Lc 1,39-45)

En aquellos mismos días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel de Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamó: «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Pues, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Bienaventurada la que ha creído, porque lo que le ha dicho el Señor se cumplirá».

Publicado en adviento, Sin categoría | Etiquetado

Tercer domingo de Adviento 2018

trazoEn las tinieblas se encendió una luz,
en el desierto clamó una voz.
Se anuncia la buena noticia: el Señor va a llegar.
Preparad sus caminos, porque ya se acerca.
Adornad vuestra alma
como una novia se engalana el día de su boda.
Ya llega el mensajero.
Juan Bautista no es la luz,
sino el que nos anuncia la luz.
Cuando encendemos estas tres velas
cada uno de nosotros quiere ser
antorcha tuya para que brilles,
llama para que calientes.
¡Ven, Señor, a salvarnos,
envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor!

Evangelio: (Lc 3,10-18)

En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan: «Pues ¿qué debemos hacer?». Y él les respondía: «El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; el que tenga para comer, que haga lo mismo». Vinieron también publicanos a bautizarse, y le dijeron: «Maestro, ¿qué debemos hacer?». Él les dijo: «No exijáis más de lo que os está fijado». Preguntáronle también unos soldados: «Y nosotros, ¿qué debemos hacer?». Él les dijo: «No hagáis extorsión a nadie, no hagáis denuncias falsas, y contentaos con vuestra soldada».

Como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo; respondió Juan a todos, diciendo: «Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. El os bautizará en Espíritu Santo y fuego. En su mano tiene el bieldo para limpiar su era y recoger el trigo en su granero; pero la paja la quemará con fuego que no se apaga». Y, con otras muchas exhortaciones, anunciaba al pueblo la Buena Nueva.

Publicado en adviento, Sin categoría | Etiquetado

Segundo domingo de Adviento 2018

trazoLos profetas mantenían encendida la esperanza de Israel.
Nosotros, como un símbolo, encendemos estas dos velas.
El viejo tronco está rebrotando, florece el desierto.
La humanidad entera se estremece
porque Dios se ha sembrado en nuestra carne.
Que cada uno de nosotros, Señor, te abra su vida para que brotes, para que florezcas, para que nazcas
y mantengas en nuestro corazón encendida la esperanza.
¡Ven pronto, Señor. Ven, Salvador!

Evangelio: (Lc 3,1-6)

En el año quince del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato procurador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea; Filipo, su hermano, tetrarca de Iturea y de Traconítida, y Lisanias tetrarca de Abilene; en el pontificado de Anás y Caifás, fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y se fue por toda la región del Jordán proclamando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: «Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas; todo barranco será rellenado, todo monte y colina será rebajado, lo tortuoso se hará recto y las asperezas serán caminos llanos. Y todos verán la salvación de Dios».

Publicado en adviento, Sin categoría | Etiquetado

Primer domingo de Adviento 2018

trazoEncendemos, Señor, esta luz,
como aquél que enciende su lámpara para salir, en la noche,
al encuentro del amigo que ya viene.
En esta primera semana del Adviento
queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría.
Muchas sombras nos envuelven.
Muchos halagos nos adormecen.
Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú nos traes la luz más clara,
la paz más profunda y la alegría más verdadera.
¡Ven, Señor Jesús. Ven, Señor Jesús!

Evangelio: (Lc 21, 25-28. 34-36)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación. 

Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre».

Publicado en adviento, Sin categoría | Etiquetado

San José de Calasanz

Calasanz_Getafe

Hoy, 27 de noviembre, celebramos a san José de Calasanz como patrono de todas las escuelas populares del mundo, conmemorando así la apertura de la que fue primera escuela pública de Europa, en Roma, a finales del siglo XVI. Puede parecer increible visto desde nuestro tiempo, pero la visión de Calasanz fue una auténtica revolución: educar a todos los niños, sin excepción. La congregación general de la Orden de las Escuelas Pías ha difundido un mensaje conmemorativo titulado un ministerio insustituible:

 

Como cada 27 de noviembre, celebramos una vez más a San José de Calasanz como patrono de todas las escuelas populares cristianas del mundo. Le recordamos como el hombre, el educador, el religioso, el sacerdote, el santo, que supo mirar a los niños como Dios los mira, y que engendró, para ellos, la primera escuela dedicada a la educación integral, desde el Evangelio, para aquellos que más lo necesitaban.

Cuatro siglos después, seguimos disfrutando de su visión de la educación, que nos sigue provocando e impulsando: un ministerio que Calasanz definió como “insustituible” y que enriqueció con sus inolvidables y enfáticas palabras: “muy digno, muy noble, muy meritorio, muy beneficioso, muy útil, muy necesario, muy enraizado en nuestra naturaleza, muy conforme a la razón, muy de agradecer, muy agradable y muy glorioso”.

Seguir leyendo

 

Publicado en Calasanz | Etiquetado , ,

“EUNtES”: Participación de La Cofradía de las Siete Palabras y del Silencio en la Magna Procesión celebrada en Logroño

La Cofradía de la Siete Palabras y del Silencio participo el pasado sábado día 17 de noviembre en la Magna Procesión por las calles de nuestra ciudad, encabezada por la patrona de Logroño, la Virgen de la Esperanza; y que cerro la patrona de La Rioja, la Virgen de Valvanera.

Gracias a los Caballeros de Nuestra Señora María de Valvanera por invitarnos a llevar en nuestros hombros a la Virgen de Valvanera.

Fotografías: nuevecuatrouno, larioja y codicexxi

Publicado en Cofradía de las Siete Palabras y del Silencio, Cofradía Siete Palabras Logroño, Cofradías Escolapias, Euntes, Iglesia en La Rioja, Misión Diocesana, Semana Santa en Logroño | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Lotería de Navidad

Los décimos, con el número 40967 y al precio de 20,00 €, ya se pueden adquirir en la administración de lotería nº, 4 – C/ Capitán Gallarza nº, 21 – 26001 Logroño (La Rioja)

IMG_9523

La Cofradía de las Siete Palabras y del Silencio pone a disposición los décimos de la Lotería de Navidad con el mismo número que ofrece desde hace muchos años, el 40967.

S U E R T E ! ! !

Publicado en Cofradía de las Siete Palabras y del Silencio, Cofradía Siete Palabras Logroño, Cofradías Escolapias, Euntes, Iglesia en La Rioja, Misión Diocesana | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario