Nuestra Señora de Lourdes 2021

Hoy 11 de febrero celebramos la festividad de la Santísima Virgen María de Lourdes. El calendario litúrgico católico celebra esta memoria el día de la primera aparición de Nuestra Señora a santa Bernadette Soubirous (1844-1879) en la gruta de Massabielle, a orillas del río Gave, cerca de la población de Lourdes, Francia, en 1858. Esta devoción arraigó pronto en España y también en Logroño, en el colegio de escolapios, de la mano del padre Juan Otal. Tuvo su altar en la vieja iglesia y la imagen de Nuestra Señora sigue presente en la actual, recibiendo el cariño de los miles de alumnos que han pasado ante ella. Cada año se celebra un triduo por su fiesta.

Triduo 2020. Fotografía de Jaime Ocón

Aunque no la vamos a poder celebrar como siempre, permitid que con estas líneas y las fotos adjuntas, recordemos algunas cosas de la que, actualmente, es la más antigua de las instituciones que jalonan nuestra logroñesa casa escolapia: la Archicofradía de Nuestra Señora de Lourdes.

Tras crearla el Padre Juan Otal Plo, allá por 1931, la Archicofradía pasó posteriormente a las manos del Padre Leopoldo Laredo y, unos años después, quedó a cargo del Padre Vidal Sorrigueta. Actualmente el consiliario es el padre Luis Jorcano.

Desde que nuestra Archicofradía fue fundada, ya se hacían peregrinaciones a Lourdes, y, en una de esas peregrinaciones, concretamente de la época del Padre Laredo, me tenían contado, años ha, que sucedió la siguiente anécdota:

Volviendo de Lourdes, llega nuestro autobús a la frontera con España, para en la aduana española y mientras el Padre Laredo va con la documentación al puesto fronterizo, los agentes suben a inspeccionar el autobús. Van pasando por el pasillo mirando los paquetes y bolsos de los peregrinos y, de repente, se percatan de que, en la red que sujetaba los bolsos de viaje, hay una caja de madera que contiene varias botellas cerradas… El agente pregunta: “¿De quién es esto?”, uno de los peregrinos contesta: “Mío”… El agente le pregunta por el contenido de las botellas y nuestro peregrino le dice: “Agua de Lourdes”… Pero el agente, que no se fía un pelo, descorcha una de las botellas, se la acerca a la nariz, la huele y exclama: “¡Pero, si esto es coñac!”… El peregrino pone cara de asombro y para sorpresa general, grita a pleno pulmón: “¡MILAGRO, MILAGRO!”

Aunque no es posible celebrar el triduo, en el día de la fiesta no puede faltar la misa. Pinchando en este enlace podemos seguirla en directo, desde la iglesia del Colegio, a partir de las 19.00 horas: https://youtu.be/2YIO0mI4I40

Fotografía de Jaime Ocón
Esta entrada fue publicada en Cofradía de las Siete Palabras y del Silencio, Escolapios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.