Tercer domingo de Adviento 2014

tercera vela de AdvientoEvangelio (Jn 1, 6-8.19-28):

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: este venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. No era él la luz, sino el que daba testimonio de la luz. Y este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a que le preguntaran: «¿Tú quién eres?». Él confesó y no negó; confesó: «Yo no soy el Mesías». Le preguntaron: «¿Entonces, qué? ¿Eres tú Elías?». Él dijo: «No lo soy». «¿Eres tú el Profeta?». Respondió: «No». Y le dijeron: «¿Quién eres, para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado? ¿Qué dices de ti mismo?». Él contestó: «Yo soy la voz que grita en el desierto: “Allanad el camino del Señor”, como dijo el profeta Isaías». Entre los enviados había fariseos y le preguntaron: «Entonces, ¿por qué bautizas si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?». Juan les respondió: «Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia». Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde Juan estaba bautizando.

Comentario: “Gaudete in Domino semper“, “estad siempre alegres en el Señor” (Flp 4, 4). Con estas palabras de san Pablo se inicia la santa misa del III domingo de Adviento, que por eso se llama domingo “Gaudete”. En la lectura del evangelio vuelve a resonar la palabra de Juan en el desierto. Las gentes acudían a su llamada y se preguntaban quien era él. Juan no se oculta: él no es aquel a quien esperan, solo su su voz, su anuncio, su señal. Juan crea expectación porque algo grande está a punto de suceder: la llegada del Señor. Por eso san Pablo nos ha dicho “estad siempre alegres” y “sed constantes en orar. En toda ocasión tened la acción de gracias”.La alegría cristiana brota de esta certeza: Dios está cerca, está conmigo, está con nosotros, en la alegría y en el dolor, en la salud y en la enfermedad, como amigo y esposo fiel. Y esta alegría permanece también en la prueba, incluso en el sufrimiento; y no está en la superficie, sino en lo más profundo de la persona que se encomienda a Dios y confía en él.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Tercer domingo de Adviento 2014

  1. Pingback: online casinos

  2. Pingback: DIRECTV vs Cable

  3. Pingback: call tvpackages.net today

  4. Pingback: youporn

  5. Pingback: lan penge her og lan penge nu

  6. Pingback: car parking

  7. Pingback: laan penge nu og her

  8. Pingback: stop parking

  9. Pingback: water ionizers

  10. Pingback: paypal loans

  11. Pingback: water ionizer plans

  12. Pingback: you can check here

  13. Pingback: level 2 electricians in sydney

  14. Pingback: national locksmithing courses

  15. Pingback: locksmith services near me

  16. Pingback: house blue

  17. Pingback: electrician salary oregon

  18. Pingback: what google did to me

  19. Pingback: pay per day loan plans

  20. Pingback: pennsylvania energy choices

Los comentarios están cerrados.